Miguel Iza es Gaspar Flores

Miguel Iza
Miguel Iza es Gaspar Flores

Gaspar es un soldado español que llega al Perú en 1548 como miembro de las fuerzas del Pacificador Pedro de la Gasca. En 1557 es nombrado arcabucero y sirve en Palacio hasta 1581. Deviene en administrador de una mina en Quives, adonde se traslada en 1596 con su familia y con su hija Rosa, de diez años. Se entrega al trabajo con dedicación extrema. Trasladados nuevamente a Lima se instalan en una casa rodeada por un huerto, en donde su hija Rosa construye una ermita en la cual vivirá hasta tres años antes de su muerte, viviendo una extraña e intensa vida de misticismo contemplativo.

Gaspar es un hombre hosco, seco, áspero, que quiere a sus hijos pero que se mantiene un tanto apartado de la vida cotidiana de ellos, a pesar de ser quien toma la última decisión con respecto a ellos. Su hija Rosa ha nacido cuando él tiene 61 años. Como corresponde a la época la crianza y cuidado de los hijos es responsabilidad de la madre, María de Oliva, mujer de carácter intenso, violento y que tiene una ambigua relación de complicidad y conflicto con su hija Rosa. Gaspar, aunque posee un carácter fuerte, vive las emociones con contención, con el espíritu estoico y austero del español de la época de los Austrias.